El aborto y el cisma judicial americano

Artículo publicado en Milenio, el día 11 de mayo de 2022.

La semana pasada se “filtró” a la opinión pública un proyecto de sentencia de la Suprema Corte de los Estados Unidos que revierte la famosa decisión Roe v Wade, misma que estableció el derecho de las mujeres a abortar en ese país desde 1973. El proyecto causó conmoción y, si en junio próximo se confirma, cimbrará al sistema jurídico y político americano.

Pocos temas dividen tanto como el aborto. En Roe v Wade, la Suprema Corte americana determinó que la decisión de abortar correspondía a las mujeres. Consideró que, bajo ciertos parámetros temporales, el Estado no debía intervenir en ese ámbito privado, ni podía proteger la vida fetal antes de su viabilidad. Desde entonces corrió mucha tinta y el debate sumó nuevas perspectivas. El hecho es que, por casi 50 años, este precedente prevaleció a pesar de varios intentos por revertirlo.

Recientemente, Mississippi promulgó una ley que prohibía el aborto despúes de las 15 semanas de gestación. El asunto fue retomado por la Corte y discutido por los 9 Justices (ministros). Cinco de ellos sostienen que el razonamiento de Roe v Wade es incorrecto, que la Constitución de los Estados Unidos no contiene explícita ni implícitamente el derecho al aborto, y que por ello su regulación corresponde enteramente a los representantes electos por los ciudadanos en cada estado (el proyecto completo en politi.co/3spuvTW).

Estos y otros argumentos fueron desarrollados en un proyecto de sentencia escrito por el juez Alito. Este borrador, contra la práctica estricta de la Corte americana, fue filtrado al público antes de ser votado y generó una situación extraordinaria. Vale la pena destacar que el proceso de toma de decisiones de la Corte de los EUA difiere mucho de lo que ocurre en México (Javier Martín Reyes expone una síntesis de las diferencias en bit.ly/SCJN_SCOTUS)

El lenguaje del proyecto es inusualmente duro contra el precedente de Roe v Wade, al que considera “escandalosamente incorrecto” desde su origen y generador de consecuencias dañina. Tiene razón el juez Alito en considerar que el aborto es uno de los temas que dividen con mayor intensidad a la sociedad americana. Pero también es  cierto que la nueva decisión profundizará el problema y generará consecuencias indeseables para millones de personas en todo el mundo.

En efecto, será la primera decisión en décadas que modifica un precedente para restringir derechos. También es una sentencia que marca la influencia de los tres justices designados por Donald Trump (Gorsuch, Kavanaugh y Barret), con la intención explícita de construir una mayoría favorable al movimiento e ideología conservadora. Su razonamiento puede extenderse a otros temas controvertidos y, en caso de confirmarse, esta resolución politizará irremediablemente a la Corte americana y alimentará el fuego de la polarización en detrimento de la civilidad y los derechos.

0 responses on "El aborto y el cisma judicial americano"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    X